¡Importante! Por esta razón debes enjuagar tu vaso de cerveza antes de servirla

Noticia
Mantener la buena textura y el sabor de la cerveza es uno de los beneficios de esta práctica. ¿Alguna vez has ido a un bar de cerveza artesanal?

Mantener la buena textura y el sabor de la cerveza es uno de los beneficios de esta práctica.

¿Alguna vez has ido a un bar de cerveza artesanal? Si eres un beer lover, tu respuesta seguramente fue un emocionado SÍ. Y seguramente no ha sido solo una vez, por lo cual estás familiarizado con la experiencia. 

Habrás observado que cuando se la pides al beertender tu cheve de barril lo primero que hace es enjuagar el tarro o vaso con agua en una máquina especial para ello. Si nunca lo has visto hacerlo, deberías empezar a considerar acudir a otro bar por tu cerveza. 

Es importante mencionar que cuando hablamos de un enjuague no nos referimos al lavado. Cada vaso de cerveza debe ser perfectamente lavado con jabón y secado perfectamente. El enjuague de ninguna manera sustituye el paso del lavado, es simplemente un complemento del mismo. 

¿Por qué se debe enjuagar el vaso?

La higiene no es la única razón por la cual se enjuaga el vaso con agua fresca justo antes de servir la cerveza. De manera general podemos mencionar tres razones por las que se realiza esta práctica:

  1. Bajar la temperatura: la mayoría de las veces, cuando el vaso sale del lavavajillas, mantiene una temperatura tibia. Esto puede resultar desfavorable para la cerveza que debe mantener una temperatura adecuada.
  2. Eliminar residuos: al enjuagar con pura agua estaremos eliminando cualquier residuo de jabón que haya podido perdurar después del lavado. Muchas veces también pueden tener partículas de polvo que podrían arruinarnos el sabor. 
  3. Mejorar la textura: enjuagar el vaso hará que el agua sirva como una superficie resbaladiza que va a disminuir la fricción y tensión superficial a la hora de servir la cerveza. Esto hará que se forme una capa de espuma suave y cremosa. 

¿Cómo saber si tu vaso fue enjuagado?

Ya vimos el por qué nos beneficia enjuagar el vaso con agua fresca antes de servir la cerveza. Ahora queremos decirte cómo identificar si el vaso que te sirvieron fue enjuagado o no. Hay algunas señales claras que te resolverán esta duda. 

En primer lugar, si la cabeza de espuma es más grande de lo habitual, entonces es posible que el vaso no haya tenido esa fina capa de agua para mejorar la textura. 

Otra clara señal de que el vaso no fue enjuagado es si se forman pequeñas burbujas en la parte interna del vaso. Esto sucede cuando quedan residuos de polvo o jabón, ya que se desarrollan puntos de nucleación y provocan las burbujas antes mencionadas. 

¡Enjuaga tu vaso de cerveza!

En la mayoría de los bares, los beertenders cuentan con enjuagadores especializados que utilizan para enjuagar el vaso boca abajo a alta presión. No obstante, no es necesario contar con estas herramientas para enjuagar tus vasos. Un simple enjuague en el lavabo bastará.

Ya sea que estés tomando cerveza de barril de botella o de lata, el enjuague previo a servir la cerveza es sumamente importante si quieres disfrutarla de la mejor manera. 

¡Nunca te olvides de enjuagar!

¡Un evento se aproxima!

No existen eventos proximos